13 Cosas útiles y curiosas sobre Irán

13 Cosas útiles y curiosas sobre Irán

1-VISA
Hay dos maneras de conseguir visa para Irán. Una es aplicando de manera online (evisa) y la otra es adquirirla en el aeropuerto sólo si entran por aire.
Aquí pueden aplicar para la evisa. Luego de unos días les llegará un email confirmando que pueden completar el resto del trámite en persona desde la embajada del país que hayan elegido para retirar la visa en la aplicación virtual. Dependiendo no sé bien de qué, la visa puede costar de 35 a 50 euros por un mes. A mí me costó 35 con doble entrada, pero a otros con el mismo pasaporte 50 con una sola entrada, en la misma época (mayo 2018).

Si llegado el caso les preguntan sobre alojamiento, no digan, por ejemplo, que van a hacer Couchsurfing, ya que no está bien visto por las autoridades el uso de esta plataforma. Cambien por contarles que van a tal y cual hotel de cualquier ciudad. Una reserva falsa de hotel ayuda. Y si les preguntan qué van a visitar, traten de no pronunciar destinos cerca de las fronteras con Afganistán, Pakistán e Irak, y limiten la respuesta por los más turísticos, como Shiraz, Isfahan, Tehran, Yazd y las islas del Golfo Pérsico, entre otros.

Visa de Irán
Visa de Irán.

Extensión de visa
Uno días antes que expire la visa traten de estar en una de las ciudades que cuenten con una oficina de pasaportes, pertenecientes a la policía local. Lo máximo que se sabe es de dos extensiones, haciendo una estadía total de 90 días en el país. Aunque no siempre es así, por ejemplo a mí me renovaron por 20 días la primera extensión, porque tenía doble entrada en mi visa, y unas amigas por 15 días, aunque ellas tenían una sola entrada. Como pasa en muchas partes, todo depende del oficial que te atienda y del humor que tenga ese día. Las charlas de fútbol ayudan mucho para ablandar hasta a los más duros.

Requisitos para la extensión: pasaporte, 2 fotos carnet, fotocopia del pasaporte en la página que lleva sus datos, de la visa iraní y de la 1era extensión en caso que estén por aplicar para la 2da extensión. Les van a preguntar dónde están parando, por lo tanto, si están en un hotel, bien, y si no, omitan lo de Couchsurfing y lleven la tarjeta de algún hotel de esa ciudad (escrita en farsi) o una reserva falsa. Lo mismo si están acampando. Hasta la fecha de publicación de este post, el precio fue de 345.000 riales, el cual se paga en efectivo en el banco Melli más cercano.
Acá pueden ver las ciudades donde se extiende y más info relacionada.

1era y 2da extensión.
1era y 2da extensión.

2- UN PAÍS, DOS MONEDAS.
La moneda oficial iraní es el Rial, pero la que más se usa se llama “Toman”. Toman, en realidad no es una moneda aparte, sino que es una forma callejera más simple de usar el Rial. Los billetes están en Rial pero a la hora de comprar algo el precio se canta en Toman. Para entenderlo mejor, el precio en Toman tiene un cero menos que el Rial, o sea, 50.000 Riales serán 5.000 Toman. Cuidado con dormirse a la hora de cerrar una negociación porque ese error les puede lastimar el bolsillo.

Precio en Toman pero los billetes dice Rial. Con el tiempo uno se acostumbra
Precio en Toman, pero en los billetes dice Rial. Con el tiempo uno se acostumbra. Ah, en Irán los números se escriben de otra manera, a lo árabe.

3- PAPEL Y NO PLÁSTICO
Las tarjetas de débito y crédito de bancos internacionales no funcionan en Irán. Mejor entrar con billetes, en especial USD o Euros. Y por las sanciones impuestas por EEUU, las casas de cambio y banco no cambian. Pero al bloquear el flujo de moneda internacional, nacieron las monedas paralelas en el mercado negro y callejero donde conviene más cambiar sus Dólares o Euros por una tasa casi el doble más alta que la oficial, tal cual pasó en Argentina hace unos años atrás. Pero ojo, porque es aquí donde la estafa está al salto por el biscocho y les pueden enchufar billetes falsos. Recomiendo cambiar cantidades grandes con gente de confianza, como sus anfitriones de couchsurfing, quienes estarán más que felices de acumular unos verdes y sacarse de encima al triste y volátil Rial.

Riales.
Riales.

4- SIM CARD
WiFi no abunda en Irán por lo que recomiendo conseguirse un sim card. Comprarlo es muy fácil, barato y rápido, y cualquier negocio habilitado lo hace. Necesitan su pasaporte, una dirección donde estén parando y obviamente su celular para que tomen su número de serie. El tiempo de funcionamiento del chip dependerá del tiempo que  le digan al que les hace el trámite. Yo dije que me iba a quedar un mes y eso fue lo que duró. Después cambié de opinión y para seguir usándolo tenía que pagar 17% del valor del teléfono (sí, insólito), o insertar el sim en otro teléfono. Irancell funciona muy bien y la recomiendo. Por un mes pagué unos 8 euros y seguro me sobró crédito.

5- VPN E INTERNET
Para los que necesitan conexión regular, les cuento que Irán no cuenta con WiFi público y en la mayoría de restaurantes es probable que no tengan tampoco. La velocidad es lamentable y muchas veces se entrecorta. Y para sumarle un poco más de emoción, el gobierno tiene algunas páginas bloqueadas como Youtube, Couchsurfing, Facebook y otras.
Para saltar el muro virtual de los Ayatolas pueden bajar un VPN (Virtual Private Network) a su celular o laptop. Algunos son pagos y supuestamente más seguros en cuanto a privacidad, y otros son gratis con mayor exposición a la transferencia de información. Para tratar de mantener actualizado el blog en facebook pagué para usar Express VPN (supuestamente el más picante de la web), unos 11 USD por un mes. Pero fue un fraude, sólo funcionó 5 días y me devolvieron la plata después de quejarme. Hay miles de los gratuitos y algunos funcionan bien, es cuestión de probar uno por uno. Los pueden descargar antes o una vez que entren a Irán, cero drama.

Otra jornada sufriendo con internet pero bien atendido.
Otra jornada sufriendo con internet pero bien atendido.

6- AHORRATE UNOS BILLETES Y TOMATE UN SNAPP
En Irán existe el equivalente persa de UBER y se llama SNAPP. Con esta aplicación para teléfono el precio del viaje será mucho más barato y confiable que el de un taxi convencional. Hasta puede ser igual de barato pero mucho más cómodo que viajar en metro o bus. Al pedir el auto tienen que indicar el origen y destino para que se les pueda calcular el precio final, por lo tanto, no hay taxímetro adulterado, redondeos para arriba, ni estafas, especialmente para extranjeros desprevenidos.

para moverse por la ciudad gigantes, Snapp va muy bien.
Para moverse por la ciudades gigantes, Snapp va muy bien.

7- TAROF
Llegas a Irán y te tomás un taxi, pero el chofer no te quiere aceptar la plata. O alguien que recién conocés te invita a su casa tarde en la noche para tomar té a pesar que al tipo se le caen los ojos del cansancio, o pasas caminando por la calle y el que sale de la despensa te ofrece su gaseosa que acaba de comprar, o puede pasar ver un grupo de personas trabadas en la puerta de un negocio insistiendo dejar pasar al otro primero. Algunos pueden insistir en pagarte la cuenta del restaurant sabiendo que te toca a vos. Bueno, en realidad el taxista quiere que le pagues, el que te invitó quiere que sigas de largo y él cabecear la almohada, el de la gaseosa no te quiere dar nada, en la entrada del negocio cualquiera puede tomar la delantera y en el restaurant te toca a vos abrir la billetera (y limpiar esas telas de araña).
Amigos, les presento al tarof, el confuso código no oficial de cordialidad persa en donde el que te ofrece algo, en realidad está esperando que rechaces su oferta y hagas todo lo contrario. Los iraníes no son personas muy directas a la hora de negociar, por lo tanto, usarán el tarof como máscara de sus verdaderas intenciones para no quedar como “irrespetuosos”. Para romper con este hechizo social hay que insistir varias veces (no hay número exacto) en, por ejemplo, pagar el taxi o la cuenta de restaurante. Yo personalmente insisto unas 3 o 4 veces, o de entrada les digo con cara de serio (aunque me encantaría que me paguen la cuenta), “no tarof, eh?!”.
Si les interesa este peculiar tema, acá hay más.

Bazares, bueno puntos para observar fluir al Tarof entre su gente.
Bazares, bueno puntos para observar fluir al Tarof entre su gente.

8- HOSPITALIDAD EXTREMA
Como sabrán, Irán no goza de la mejor popularidad internacional por ser un país peligroso, terrorista, y otros atributos similares. Irónicamente, es uno de los países más seguros y creo que el más hospitalario en el que estuve hasta ahora desde el año 2011. Afortunadamente al entrar al país, es cuando lo opuesto a lo que se escucha afuera y real sale a la luz para ridiculizar y disolver esos atributos mediáticos de nuestra psiquis.
Me sobran las anécdotas de hospitalidad de esta gente, ya sea en la ruta al hacer dedo como en los hogares donde se me trata como si fuera uno de ellos. Esto no me pasó en una o dos ocasiones, fue en dos meses moviéndome sin parar a los 4 vientos.
Hacer Couchsurfing en Irán es lo más fácil que vi en mi vida. Se te llena la casilla de mensajes con gente que te quieren alojar. Algunos hasta me suplicaron que los elija antes que a otros, impresionante. En Europa soy yo el que tiene que suplicar para que me alojen aunque sea una noche.
La causa de su fama negativa se debe a su dictadura religiosa y su política internacional decadente, la que cada vez se separa más de su gente como el agua y el aceite.
Si estás pensando en visitar Irán pero tu tía o la peluquera (probables expertas en política internacional de Medio Oriente) te dicen que no, haceme caso, ni lo dudes y aplicá para esa visa ya mismo.

Esta familia me levantó en pleno desierto y me adoptó por 2 noches.
Esta familia me levantó en pleno desierto y me adoptó por 2 noches.

9- TRES SABORES DE LUJO PARA EL MOCHILERO ROTO
Aprovechen los sabores exclusivos de Irán sin piedad. Vayan a los basares que están fuera del encarecido circuito turístico y ¡vuélvanse locos! Algunas áreas se especializan en determinados productos y recomiendo visitarlas.
-Azafrán: lo pueden conseguir en cualquier parte de Irán, pero en la esquina desértica del noreste (cerca de Mashhad) es donde están las mayores plantaciones (del mundo) de la flor de pétalos violetas que produce estos estigmas rojos carísimos. Me comentaron que el azafrán español es en realidad iraní, revendido por España. Secreto revelado, ya lo saben.
-Dátiles: Bam es la capital del dátil iraní y no defrauda para nada. Supuestamente los mejores del mundo. A empacharse sin culpa.
-Pistachos: en la provincia de Kerman, pero principalmente en la ciudad de Rafsanjan es de donde viene el mejor pistacho del mundo. La abundancia de esta nuez y la generosidad iraní se fusionaron y terminé con más de 2kg de pistachos gratis en la mochila al pasar por Rafsanjan solo 2 noches.

¡Pistachooooos!
¡Pistachooooos!

10- EL CONSUMO DE ALCOHOL ES ILEGAL
Hace unos 40 años atrás, Irán se convirtió en una república islámica y el alcohol quedó resignado fuera del ámbito legal. Hoy se consume, pero a escondidas y a puertas cerradas. No es tan difícil de conseguir pero cuesta varios billetes por ser contrabandeado. Los producidos localmente pueden ser peligrosos si no se conoce al productor. Y si se te olvidó donde estás y decidiste tomar unas copas en la plaza con tus compadres, cuidado amigo, el castigo si te agarra la policía es una multa, 3 meses guardado y 60 latigazos medievales en tu espaldita. Lo mismo va para las drogas aunque no estén mencionadas en el Koran, como el alcohol.

Contrabando por tierra, una de las formas de ingreso del alcohol.
Contrabando por tierra, una de las formas meter alcohol.

11- CUIDADO, RAMADÁN
El Ramadán es el mes del año (siempre cambiante) cuando los musulmanes ayunan durante las horas de sol. Comen a la mañana antes del amanecer y lo vuelven a hacer al atardecer. Otra vez, Irán, como otras repúblicas islámicas se lo toma más en serio que el resto de los países donde la religión no duerme con la política. Para extranjeros no hay problemas si uno come o bebe agua en el día, pero se recomienda no hacerlo en público o a la vista de todo el mundo por respeto.
Muchos restaurantes cierran, por lo que está bueno anticipar eso y comer bien antes de un día largo afuera. Sin embargo, los bazares siguen abiertos y uno puede comprar frutas y cosas así, que “supuestamente” comerán cuando se ponga el sol. Yo me iba a una plaza y atacaba los dátiles sin piedad.
También tener presente el estrés que puede haber en el aire, principalmente al final del Ramadán, ya sea para negociar precios hasta al hablar de temas delicados.

Este negocio de Tehran estaba vendiendo comida rápida en pleno Ramadán y muchos se iban a masticar a donde nadie los viera, como yo también hice.
Este negocio de Tehran estaba vendiendo comida rápida en pleno Ramadán y muchos se iban a masticar a donde nadie los viera, como yo también hice.

12- EVITEN VIAJAR EN VERANO
Si van a estar por el norte de Irán, no pasa nada, pero si van al sur y en especial la zona del Golfo Pérsico, la cosa se puede poner incómoda y olorosa. El calor seco del desierto es algo que se aguanta dentro de todo, pero el nivel de humedad que se siente, por ejemplo en Bandar Abbas (Golfo Pérsico), es tan alto que es casi como salir a pasear por Marte sin tanque de oxígeno. Una semana antes de que comience el verano ya hacía 45°C y con humedad que llega a 98%. Eviten cometer el mismo error que yo en la falta de planeamiento de temporada, o directamente no bajen.

Cerca de Shahdad (Desierto Lut), el lugar más caliente del mundo
Cerca de Shahdad (Desierto Lut), el lugar más caliente del mundo. No tenía idea de eso hasta que estuve muy cerca.

13- HACE MUCHO CALOR, PERO PONETE LOS LARGOS IGUAL
Por cuestiones religiosas, andar de shorts o bermuda si sos hombre no es común en Irán y hasta mal visto, me dijeron. Pero otros también me contaron que al extranjero no se le dice nada. Si hace muchísimo calor y deciden usar bermudas aunque sea (tapar las rodillas es la clave), prepárense para atraer todo tipo de miradas a esas piernas peludas.
El equivalente femenino es taparse la cabeza con una tela, bufanda fina o lo que tengan a mano. A diferencia del hombre, para la mujer es obligatorio.

En la colorida isla Hormuz del Golfo Pérsico donde ignoré la normativa religiosa por fuerza mayor. El calor me obligó.
En la colorida isla Hormuz del Golfo Pérsico, donde ignoré la normativa religiosa por fuerza mayor. El calor me obligó.

Estas fueron algunas de las cosas que destaco como interesantes y útiles sobre Irán, aunque seguro me perdí de varias. Si alguien tiene algo más para agregar ¡me encantaría que lo compartan!

Gracias por pasar y espero que este tipo de posts ayuden en cambiar el punto de vista que se tiene sobre Irán y principalmente sobre su gente, la cual está lejos, o muy lejos de lo que uno ve en las noticias.

4 thoughts on “13 Cosas útiles y curiosas sobre Irán

  1. Qué buen relato. Lo disfruté muchisimo y hasta podría decir que sentía vivir esa aventura a medida que avanzaba en la lectura.
    Stefi tambien me habla maravillas de Iran y su gente, indudablemente pueblos que han sufrido guerras incomprensibles tienen un valor de la vida tan diferente a la nuestra, una preocupacion por el otro que aca quisiera que se recuperase.
    Seguiré disfrutando de tus aventuras pasadas y futuras con mucho entusiasmo!

    1. Cuanto me alegro que te haya gustado, Silvia. Sí, tal cual, hay tanto para aprender de naciones que han sido catalogado como lo peor de este planeta. Irán es pura generosidad y su gente hace la nación.
      ¡Gracias por pasar!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *