Celebridades y contrabandistas en Kurdistán

Celebridades y contrabandistas en Kurdistán

Al decir Kurdistán puede que lo primero que se nos venga a la mente sea un país de Asia Central y rodeado de otros “stanes”, como Uzbekistán, Turkmenistán, etc. Sí, es la tierra (stan) de los kurdos pero no es un país (por ahora). Kurdistán es una región que se divide entre las esquinas de cuatro países: Irak, Siria, Irán y Turquía. Ninguna de estas naciones tiene una amistad duradera con los kurdos y muchos de estos últimos luchan por mantener su cultura a flote y también por el tan soñado país, Kurdistán. Otros prefieren la situación tal cual es, una comunidad unida sin un gobierno central que los limite.

El paisaje kurdo en Irán.
El paisaje kurdo iraní.

Mi primer encuentro con kurdos fue en Turquía y de a poco, por una razón o por otra taza de té, me fui acercando a este pueblo tan reconocido por su hospitalidad como por su código de honor y valentía.
Quería entrar de lleno a zonas donde sólo haya kurdos y así enriquecerme de esta comunidad guerrera, silenciada y colorida. Descarté, quizá por lo apurado que soy (y por mi ajustada estadía) en visitar a los kurdos en Turquía. De todos modos, sospecho que estos no tienen tanta autonomía, en especial por la tensión que dejó la guerra entre el gobierno de Ankara y esta minoría (que no es tan minoría, en Turquía hay 20millones) hace unos meses. Dichos enfrentamiento se centraron en Siria, que, sin contar el resto del desorden que tristemente envuelve a esta nación alguna vez hermosa, hizo que esta opción quede descartada de mi agenda.

Entre pasajes aldeanos.
El chaleco kurdo está hecho de cuero de cabra y dicen que es un buen aislante tanto para el frío como para el calor. El secreto son las dos aberturas sobre los hombros.

Sólo me queda Irak e Irán. Dos países muy diferentes entre sí, tapados en prejuicios y a los que muchos confunden, ya sea por la similitud de sus nombres, por ser musulmanes, por el terrorismo que otros infunden, o por el simple hecho de pensar que todo lo que está en Medio Oriente es árabe, tiene turbante y se mueve con camello.
En Irak, los kurdos controlan el norte montañoso de la nación y el gobierno de Bagdad no pincha ni corta acá. Es por eso que se dice que viven en paz (relativa) y donde sus habitantes están hambrientos por abrirse al mundo y demostrar la potencia de su hospitalidad y lo seguro que es el Kurdistán iraquí para el visitante internacional. Tristemente, fallé en el intento de entrar a Irak, y así jugué mi última carta, Irán, destino que hace años deseo conocer, también.

Kurdas.
Kurdas.

Lo poco que llegué a aprender del idioma kurdo, Kurmanji, hablado principalmente en Turquía y partes de Irak quedó en el olvido. Ahora debía absorber Sorani, hablado principalmente en Irán. A falta de tiempo y billetes, mis clases básicas de idiomas son siempre dirigidas por los conductores que me levantan en la ruta. Y así, mientras me movía desde Urmia (noroeste iraní) hacia Marivan (centro del Kurdistán iraní) por una ruta sinuosa y paralela a Irak entre las montañas rocosas y verdes, aprendía mis primeras palabras en Sorani. Durante esas charlas educativas, el paisaje dinámico se empezaba a centrar en vehículos 4×4 que veía a lo lejos cruzar a campo traviesa y sin camino a seguir. La inocencia y desconocimiento los catalogó en mi mente como una excursión turística off road.  La verdad vendría más tarde al enterarme que eran contrabandistas que cruzaban de Irak a Irán por senderos invisibles y muy peligrosos.

Paisajes que te vuelven loco.
Paisajes que te vuelven loco.

DE INVITADO VIP EN KURDISTAN
Omid es un kurdo que vive en Marivan y quien me contactó (al ver mis planes públicos por la zona, en Couchsurfing) unas semanas antes para que me sume a un evento regional organizado por el gobierno kurdo de Marivan y con la idea de promocionar Kurdistán como destino turístico. Música en vivo, competencia de pesca, y nosotros, los extranjeros. Sí, la idea era invitar extranjeros (quienes no frecuentan para nada) para que le den un poco de “brillo al encuentro”, diría Omid. Hotel, comida y transporte incluido por 5 noches. Éramos mochileros de Nueva Zelanda, Irlanda, Austria y Argentina, todos de bajo presupuesto y con huecos en la ropa. Ahora éramos tratados como celebridades.
Hasta nos vistieron a lo kurdo tradicional, que dicho sea de paso, es casi la misma vestimenta que usa el gaucho argentino. Claramente, en algún momento de la historia tiene que haber habido una conexión entre los nuestros y estos montañeses, y no sólo lo digo por el intercambio de ropajes, sino también por el mate que hoy se ceba en Siria y Líbano, por ejemplo, traído desde Sudamérica.

A lo "gaucho kurdo" junto a Omid, en el centro, gran persona y amigo.
A lo “gaucho kurdo” junto a John (Neozelandés) y Omid, en el centro. Ambos grandes personas y amigos.
Celebridades por un rato.
Celebridades por un rato.

MI AMIGO EL CONTRABANDISTA
En plena ruta y camino a Hawrama, una de las aldeas más pintorescas de las montañas kurdas, nos topamos con un extraño e inesperado espectáculo. Hacía rato que nos veníamos cruzando con un curioso tráfico de pick ups llevando mulas en nuestra dirección, pero al giro de una de las cientos de curvas, todo se volvió evidente. Estábamos cruzando uno de los puntos de contrabando más activos entre Irak e Irán. Personas cargando bultos en las espaldas, mulas, vehículos 4×4 esperando con el motor en marcha, balanzas y bolsas plásticas por todas partes eran el paisaje, sin contar la majestuosidad de los montes que miran a Irak de un lado y a Irán del otro. Lejos de ser algo que se quiere ocultar, la actividad se da en plena luz del día y ni siquiera les incomoda ver extranjeros hambrientos por documentar todo con sus cámaras fotográficas.

El tránsito animal, humano y vehicular del contrabando.
El tránsito animal, humano y vehicular del contrabando.

Cerca hay una base militar, la que hace la vista gorda al negocio clandestino. Cuesta entender, pero varios días después lo entendí al ser recogido por un militar quien me explicó un poco la cosa. Me dijo que esta fuente de “trabajo” es la única manera para hacer plata rápida (y peligrosa) que tiene mucha gente para subsistir.
Omid me contó un poco sobre la ruta que esta mercancía toma mientras éramos rodeados por contrabandistas tan curiosos por nosotros, los forasteros, como cansados por las 6 horas de carga de más de 45kg que acababan de cruzar de la tierra del fallecido Sadam Hussein.

Las mulas cuesta abajo a buscar la carga que acaba de cruzar esas montañas, frontera natural con Irak.
Las mulas yendo cuesta abajo a buscar la carga que acaba de cruzar esas montañas, frontera natural con Irak.

Todo comienza del otro lado de la montaña de más de 3000 mts que hace de frontera natural entre los dos países. La mercancía cruza sobre la espalda de algún interesado y luego de unas 6 horas llega a los pies del monte, ya en territorio iraní. Desde aquí hay dos opciones, seguir a pie hasta la ruta donde nosotros estábamos (1 hora con casi 50kg encima) ó, pasar los bultos a las mulas y que estas suban hasta el asfalto. Aquí es cuando las cajas de las 4×4 son llenadas y listas para viajar a los saltos por los caminos invisibles (e ilegales), y así seguir hacia destino final: Rusia. El botín larga en Arabia y termina en tierras del Kremlin.

Día laboral finalizado. Ahora a pesar los bultos y cobrar.
Día laboral finalizado. Ahora a pesar los bultos, cobrar y buscarse una espalda nueva.

“En un año, te podés hacer tu casa”, me dijo Mohamad, un ex contrabandista que llegó a tener 6 vehículos 4×4 en alguna época. “Desde cosméticos a AK-47s se llega a pasar”, me decía mientras me compartía unos tragos de un destilado contrabandeado de Grecia (es ilegal beber alcohol en Irán). También me contó lo peligroso que llega ser dicho trabajo, ya que son muchos los que mueren al pisar mal y caer al vacío. Otros terminan en la mira de francotiradores militares, quienes hacen apariciones muy esporádicas como para demostrar quién tiene el control. El porqué del retiro de Mohamad nunca se tocó.

MEJOR AFEITATE
Eso me dijeron varias veces cuando andaba dando vueltas a dedo por áreas kurdas. A muchos les gusta mi look, pero otros dicen que la barba pelirroja que tengo se asemeja a las que usan algunos miembros del grupo terrorista, ISIS (Estado Islámico), enemigo perro del PKK, el brazo armado kurdo. Al mismo tiempo, estos últimos son considerados terroristas por los gobiernos que los suprimen, como el iraní, el turco y el iraquí, los cuales llegan a infundir más terror que los anteriores. Como verán, el término “terrorista” tiene una interpretación muy amplia por estas tierras. No me encontré en ninguna situación incómoda a causa de mi exótica barba. Y no, no me voy a afeitar todavía.

Invitado a almorzar con Farhad, quien también sugirió con humor el asesinato a mi barba. Farhad luchó en la guerra entre Irán e Irak hace casi 40 años atrás. Gran persona.
Invitado a almorzar por Farhad, quien también sugirió con humor el asesinato a mi barba. Farhad luchó en la guerra entre Irán e Irak hace casi 40 años atrás. Gran persona.

¡GRACIAS KURDISTÁN!
A pesar de no haber podido entrar al Kurdistán Iraquí, lo hice en el iraní y la experiencia fue alucinante. La generosidad y simpatía kurda es inigualable. Los extranjeros no sobran por acá, por lo que no es de sorprenderse cuando grupos de peatones te rodean para regalarte sonrisas, varias tazas de té, y una muy buena dosis de calidez kurda. Son más flexibles que sus vecinos de las naciones que comparten, son muy alegres (como su música los identifica) y son tan respetados por su honor como temidos por su valentía. “Los kurdos pueden ser los mejores anfitriones si uno se porta bien. En caso contrario, mejor que corras rápido”.

¡Gracias por pasar!

Y les dejo estas dos instantáneas de la aldea kurda Hawraman, la que me encantó:

Urama, una de las aldeas kurdas más pintorescas.
Hawrama, una de las aldeas kurdas más pintorescas que vi.

 

Un momento social entre sabios kurdos.
Un momento social entre sabios y arrugados kurdos.

6 thoughts on “Celebridades y contrabandistas en Kurdistán

  1. Lo que me queda por decirle al HEROICO E INTRÉPIDO BENJAMÍN es que eres un GRANDE Y LOCO AVENTURERO que nos llevaste por regiones increíbles, enseñando que SI QUIERES…PUEDES LLEGAR!! Aparte de infinitas GRACIAS por TODO lo que vi, te mando un ABRAZOTEEEE esperando que tengas un feliz retorno a CÓRDOBA (ARG.) DIOS TE BENDIGA Y PROTEJA!!! GRACIAS…GRACIAS…

    1. Gracias María Amelia! Me alegro muchísimo que disfrutes de los relatos. Estos mensajes me motivan un montón para seguir, no te imaginás! Te abrazo fuerte!
      Gracias!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *